DiploMagic.com

Thursday
Jul 31st
Text size
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Planificar un desayuno

Correo electrónico Imprimir

A pesar de lo que mucha gente cree, el desayuno es una invitación que se realiza con mucha frecuencia.

Por lo general, se trata de una reunión de trabajo, aunque también es muy frecuente en grupos de señoras.

Cuando el desayuno es una reunión “social”, normalmente se realiza a media mañana y se desarrolla en forma de buffet, es decir, los invitados se sirven de una mesa, y luego pasan al salón, donde se ubican en grupos.

En estos casos, el menú se verá restringido a panecillos, galletitas o dulces que no requieran el uso de cubiertos.

 

Si se trata de un desayuno de trabajo, entonces los invitados se sentarán a desayunar a la mesa, pero se servirán ellos mismos, del buffet que se colocará en una mesa auxiliar.

El menú de un desayuno de trabajo puede variar mucho de acuerdo a las costumbres del país de residencia o del país del anfitrión, pero no hay que perder de vista que el motivo de la reunión es laboral, por lo cual no se debe distraer la atención con platos complicados. También se deberá utilizar mantelería y vajilla discreta, lisa y de colores claros. Los arreglos florales deberán ser muy sencillos, pequeños, con poco color y sin perfume.

A continuación te ofrecemos algunas ideas para facilitarte la organización del desayuno.

 

El menú

En un desayuno se sirven, generalmente, diferentes tipos de panecillos (croissants, brioches, etc.), así como panecillos dulces, y algunos tipos de galletitas.

Si los invitados van a estar sentados a la mesa, como es el caso de un desayuno de trabajo, entonces se podrán incluir otros panes (scones, tostadas, etc.) que se untarán con mantequilla, mermeladas, o jaleas.

En algunos países se acostumbra colocar en el buffet platos más complicados de servir, como huevos revueltos, o salchichas. También se pueden incluir cereales. Este tipo de platos no son aconsejables para un desayuno de trabajo, porque no se puede perder de vista que el motivo de la reunión es laboral y los invitados no pueden ser distraídos con platos complicados de comer o de servir.

El té: Lo más práctico es ofrecer un solo tipo de té, para eso se deberá tener en cuenta que no todos los tés son del agrado de todos, por lo que es importante elegir un té que no tenga un sabor demasiado fuerte o definido. Lo mejor es un té del tipo “Breakfast” o “Earl Grey”. El té se preparará antes de llevarlo a la mesa, teniendo cuidado de no quemar las hojas, dejarlo reposar unos minutos y colarlo antes de colocarlo en la tetera, lo que facilitará la tarea al momento de servirlo. También habrá que tener más té listo para reponer la tetera cuando ésta se vacíe, para eso te aconsejamos tener en la cocina té preparado y guardado en botellas térmicas.

El café: El café se preparará y se colocará en la cafetera en el momento de llevar el servicio de café a la mesa. También es aconsejable tener más café preparado y guardado en botellas térmicas para reponer la cafetera cuando haga falta. Es aconsejable preparar una cafetera de descafeinado.

La leche: La leche se puede servir fría o apenas tibia, nunca caliente porque cuando se comience a enfriar adquirirá un aspecto feo, y formará nata.

Oprime aquí para ver una tabla de lo que se acostumbra servir en un desayuno.

 

El Servicio

Necesitarás, por lo menos, una persona de servicio que se ocupe de preparar té y café, de llenar las fuentes, y de ayudar a los invitados a servirse.

 

 

 

 

 

Add your comment

Your name:
Your email:
Comment:

Imágenes: Planificación